Hoteles.cl
800.cl
Somos un directorio independiente de Hoteles en Chile con acceso directo a la información de cada alojamiento para que tú puedas elegir donde hospedarte

Refugio de Navegantes, hotel boutique que transmite todo el calor de Chiloé


Refugio de Navegantes, hotel boutique que transmite todo el calor de Chiloé
¿Qué es lo primero que se te viene a la mente cuando piensas en Chiloé?

De seguro sus reconocidas iglesias, su comida, mucha madera, lana de diversos colores y ese calor que logra transmitir la isla y su gente a pesar del frío y ese tono gris del que se apodera en ciertos días del año.

Bueno, todo eso y más lo reúne Refugios de Navegantes, una cafetería que nació hace tres años en Dalcahue, una de las comunas de la Región de Los Lagos ubicada en la isla, y que desde enero de 2018 también es hotel boutique.

A un costado de la plaza y frente a la Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores, del año 1858 y Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se levanta este lugar con fachada de madera que cuenta con 5 habitaciones, divididas en tres categorías (dos dobles, dos matrimoniales y una king), las cuales son capaces de transmitir esa magia tan característica del sur de Chile.

Un punto muy importante en todo hotel son sus camas y almohadas y las de este lugar parecieran ser una especie de nubes, que te envuelven y que pretenden garantizar tu descanso, pues los colchones son de pluma de ganso y tienen unas pieceras de lana que te abrigan aún más.

Todas cuentan con calefacción, televisión, caja fuerte, wifi y un mini frigobar que trae bebidas, chocolates, papas fritas y agua Puyehue a libre disposición, además de una cafetera y una selección de té.

Algo a tener en presente es que la cafetería tiene a la venta Mítica, un agua de lluvia de Chiloé.

Desde las habitaciones del segundo y tercer piso se pueden ver la plaza o al mar, mientras que la categoría Wenulen (estar en el cielo en mapudungún), ubicada en la última planta, posee dos balcones con diferentes vistas: la que mira a la encenada tiene un pequeño living, mientras que la otra ofrece dos mecedoras en forma de huevo que te invitan al descanso y relajo al tiempo que aprecias la hermosa iglesia que se erige a un costado.

Y eso no es todo, ya que esta gran habitación contempla un sauna privado, ideal para entrar en calor y finalizar o comenzar el día.

A eso se suma sus geniales batas, sus buenas toallas, su ducha con diversos rociadores y sus amenities a base de argán y biodegradables.

Como era de esperarse, hay un secador, algo que es fundamental en este clima.

Como no todo es relajo, también posee un pequeño living con un televisor, ideal para reuniones.

Las instalaciones del hotel consisten en un pequeño gimnasio con todo lo básico para unos ejercicios de rutina y una sala para servicios kinesiológicos o de masaje, que deben ser pactados con tiempo.

Además, en el área de la cafetería, en el primer piso, hay unas acogedoras y bellas salas de estar con unos cómodos sillones y una chimenea.

::: GASTRONOMÍA :::

Refugio de Navegantes es conocido por su cafetería donde fabrican cuatro geniales y generosas variedades cheesecake, que son un imperdible. El desayuno contempla fruta fresca, diversos embutidos y panes.

También se puede pedir un muy buen Yogur Kéfir, hecho en el lugar, que vienen con frutos rojos, cereales o granola; o una paila de jamón y huevo, a la que también se le puede agregar queso, que está para devorársela a cucharadas.

Para beber tienen diversas preparaciones de café, elaborados con grano de Colombia, 100% arábica, y más de 120 opciones de té de diferentes marcas, como Kusmi Tea, Whittard, Dilmah, Twinings, Harney & Sons, Adagio, Milagritos y La Tetería.

La cocina funciona de las 08:00 a 23:00 horas, pero el desayuno no tiene un horario fijo, por lo que se puede pactar previamente.

El check out es a las 12:00 horas, aunque se puede acordar retrasarlo. Todo esto es parte del plan de este hotel boutique que busca que el pasajero se sienta como en casa, disfrute la experiencia y descanse, algo que logra plenamente gracias a su cálida atención, la comodidad de sus habitaciones y su sabrosa y contundente comida que tras cada bocado logra evocar la magia del sur de Chile.

Fotos Loreto Oda.

PUBLICIDAD